Xurde Morán: «Los chigres son las gasolineras del peregrino»

Xurde Morán, escondido detrás de su libro. :: ÁLEX PIÑA

El presentador de ‘L’andariegu’ presentó ayer su libro ‘ El camino de Gijón a Covadonga’ dentro del encuentro literario Vagamar

EL COMERCIO. SARA GONZÁLEZ

Antes de empezar con la presentación de su libro en el patio del Antiguo Instituto, Xurde Morán ya firmaba algunas de sus ‘guías’ a esos a los que tanto les gusta el recorrido’til el Santuario de Covadonga, y que además confían plenamente en los consejos del autor para guiarles a través de una de las rutas senderistas más utilizadas en el Principado de Asturias.

‘El camino de Gijón a Covadonga’ es la nueva edición revisada y en castellano del también locutor de radio y presentador de televisión, editada por la Gran Enciclopedia Asturiana. La primera edición del libro fue publicada solo en asturiano en el año 1998. En esta nueva edición, Morán sigue explicando los secretos de la ruta a los senderistas, teniéndoles al tanto de las nuevas señalizaciones y, por supuesto, de los establecimientos en los que se pueden retomar fuerzas y descansar. «Es como un libro nuevo. La ruta ha cambiado desde 1998. He modificado algunos pasajes e indiqué más sitios donde se puede dormir o tomar algo» explicaba el autor. Y entre risas, el conductor de ‘L’andariegu’ en Canal 10 televisión recordó a todos que «los chigres son como las gasolineras del peregrino».
La ruta milenaria ofrece un recorrido en el que se descubre todo un patrimonio y una etnografía popular. Y es justamente esto lo que Xurde Morán quiere realzar en su libro, narrando los orígenes de la ruta, revelando los secretos de la arquitectura popular y señorial e indicando todos los sitios «que conviene conocer», como por ejemplo la iglesia de San Xuan de Amandi (Villaviciosa).
«Este camino lo pueden conocer los extranjeros, desandando el camino de Santiago», indicó. También respondió a algunas de las preguntas que le hicieron varios aficionados’bout la travesía. Su longitud, empezando a los pies del Molinón, se sitúa entre 68 y 69 km y para ello, el autor aconseja hacerlo en cuatro o cinco días, «para poder disfrutar mejor», aunque también recordó que se puede hacer en un día.
El recorrido’til el santuario a pies de los Picos de Europa se puede hacer en todas las épocas pero el autor prefiere el invierno,’cause se descubre otra visión. «En invierno el paisaje se queda desnudo», observó con ensoñación. Para terminar, Morán indicó con un toque de ironía que este es un libro «para no perderse». Pues eso.
Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s