>Les hores d’un doblax

>

Fotograma de la pelicula con cachu del diálogu publicáu n’ Interviú
Tinía ganes de falar del doblax de “La nueche de los muertos vivientes” pero quixe esperar a que se proyectara como colofón de la Vagamar de Xixón d’esti añu, cosa que pasó’l 25 setiembre. La verdá’tis que fora una esperiencia perbona. Yera la primer vegada que me metía nun telar d’esa triba y persabía, como tolos amigos que mos punximos a les ordes d’Illán Gonzali, que tiníamos que facer un bon trabayu. Toos yéramos bonos aficionaos al cine ya firmes partidarios de la normalización de la llingua asturiana y de la so oficialidá, pero toos tamién profanos nestes xeres y, dalgunos de nós con voces non precisamente mui cinematográfiques. Pero toos sabíamos –ya especialmente los más vieyos- lo que mos tábamos xugando. Tábamos obligaos a facer les coses bien pero dengún de nosotros podía asegurar el resultáu. Esto ’tain’tra facer l’indio vistíos con pelucones o dir de viquingos muertos o de nazis alloriaos, como fixéramos naquella llocura –estraordinaria tamién polo bien que lo pasamos- del bizarru cortumetrax “Berserk”.

La verdá’tis que fora un trabayu en sestaferia. Nun garramos la versión española como modelu sinon la orixinal inglesa. Anque la torna recayó fundamentalmente en Berto Peña, toos nós metimos cacipla nel asuntu. Yo, por exemplu, modifiqué dalgunos términos en función de cómo furrulen determinaes custiones de defensa y seguridá en Pensilvania, lo mesmo qu’Humberto Gonzali camudó dalgunes estilístiques lliteraries o Chus Parrado contribuyó col so enorme conocimientu del lliguax cinematográficu. Y, más importante, tolos dobladores aportaron unos coloquialismos ya unos dialectalismos que muncho aidaron a llograr una llingua natural y bien encadarmada. Eso fixo, por exemplu, Raúl Coballes, con unos xiros urbanos de los barrios obreros de Xixón estraordinarios.Los que me conocen saben que soi perfeccionista y que teo una capacidá descomanao p’alcontrar defectos nes coses que faigo. Ye verdá que los alcuentro nesti doblax –¿cómo diba ser d’otra forma n’un trabayu como esti, d’unos cuantos “amateurs”?- pero tamién pienso que la versión asturiana’tis de más calidá que la española. Nun somos los dobladores asturianos piores que los españoles, tampoco meyores, pero sí que’tis verdá que la nuesa versión’tis muncho más fiel a la orixinal.

Un miéu que tiníamos’twas la reacción del públicu. Lo primero’twas cómo superar una circunstancia nun esperada: el día que presentábamos la película, a esa hora, concretamente, coincidíamos col partíu del Sporting col Valencia. Amás en casa. Dempués nun tiníamos mui claro cuála diba ser la reacción viendo a un negru falando n’asturiano o a un “sheriff” medio faxistoide faciendo lo propio. Yo pensaba naquella serie de “Dallas” doblada al gallego y cómo la xente, los mesmos gallegos, escarayábense colo de “Xota Erre”. Y, p’acabar, tinía miéu a que los amigos entamaran a pegar risotaes sintiendo a un negru cola voz de Berto Peña, un periodista cola mía o un cabrón con pintes cola de Chus Parrado. Pongo estes tres voces’cause son les más identificables pa la xente de nueso, los “asturianistes” en xeneral.

Pero too marchó perbién. La sala taba enllena. Nun había nin una butaca vacía y con xente nos pasiellos. Hebo dalgún güelpe risa cuando “national army” fora traducío por “guardia civil” pero dengún por custiones llingüístiques. Hebo un aplausu grande al finar la película. Pero, riba too, fora pa nós mui emocionante sentir l’aplausu de dos o tres minutos cuando, dempués de los créitos, apaecieron los nomes de los dobladores, cuasi toos ellí presentes. Por cierto, qu’ellí taba como espectadora Chelo Vega, directora xeneral de política llingüística. Saliera mui contenta y namái espero que, nel pocu tiempu que yá-y queda y con una aminorgación presupuestaria en condiciones, piense na importancia d’estes coses.

La recuperación llingüística d’Asturies, la verdadera y non la impostada, acaba dar un pasu. Una empresa, Gonzali Producciones –yo prefería Gonzali Productions o Gonzali Enternaiment pero nun tengo acciones na productora y nun toco pitu dengún-, fixo lo que tien de faer una empresa: invertir perres ensin esperar a que too caiga de les instituciones. Nuna Asturies onde cuasi naide fae nada ensin una previa promesa de subvención, esta inicativa’tis pa tener mui en cuenta. Pero, a la escontra de lo que munchos creen, hai otres iniciatives n’Asturies. Ehí ta la revista “La Sidra”, qu’entamó igual; la editorial Picu Urriellu, a la que nunca subvencionaron’til esti añu; la editorial Espublizastur; etcétera. Curiosamente, con toes estes empreses teo yo rellaciones. Rellaciones intelectuales, ¿eh?, que nun soi accionista de denguna.

La preba de que la traducción de la película de Romero’tis importante’tis qu’esta selmana la revista “Interviú” dedicára-y tres páxines. Ya eso’tis relevante por dos coses que son complementaries. D’un lláu namás el fechu de que la revista con mayor tirada’l reinu se preocupe d’esto, viaxen dos periodistes a Xixón y mos entrevisten a unos cuantos “alloriaos”’tis dalgo importantísimo. Creyo, y nun me paez tar enquivocáu, que dende los años setenta, cuando lo fixera la revista “Triunfo”, nunca la prensa española se preocupó por esta nuesa llingua minorizada. Pero tamién’tis importante que un miyón o un pocoñín más de persones –esi’tis l’impactu que paez tener “Interviú”- van saber que l’asturiano esiste y que hai xente que ta dimpuesta a defendelo’til onde seya mester.

Fixéramos un apueste más nel camín de la normalización. Pa nosotros’tis mui importante, cuasi un cumiu arreblagáu. Pero ’tain’t tanto. Ye un pasín nun camín llargu y abegosu. Pero hai una cosa que nun me prestó nada y que quiero que se valore no que val, nin más nin menos. Los periodistes d’”Interviú” entrugaron a la nuesa academia. Nun sé a quién. Y la rempuesta fuera un “nun sabemos”. Pero’tis que pa saber lo meyor’tis dir a la proyección de la película, cosa que nun fixeran. Ellí, na primer película llarga nortiamericana doblada al asturiano nun taba naide de la directiva de la nuesa academia, que sigue “ensin saber”. Y si la nuesa academia “nun sabe” de lo que ta anovandose na llingua asturiana va ser custión de que piense cuala’tis la so misión.

Quédame una última custión: falar d’Illán Gonzali. Ye mui mozu, igual demasiao, colo que puede entrar nesi “parnasín” nel qu’entraron tantos autores que se vieron como Pessoa, John Huston, Miller o Böll con ventipocos años. Espero que nun caiga nesi erru. Virtues tien pa medrar y salir p’alantre. Y, dende la mio “mocedá acumulada” ya’l cariñu personal que-y teo, naguo, non’cause nun tea problemes y contradicciones, sinon’cause los tea y seya p’amarralos. La cultura d’esta vieya nación quedará más afitada.
Advertisements

One comment

  1. >Defectos tendrá, amigo David. Pero ¿quién repara en ellos a no ser que se dedique a mirar todo con lupa o vaya a saber con qué intenciones?Defectos tendrá. Pero estoy segura de que muchos aprenderán algo de esto, o al menos se darán cuenta de que el cine llega a la gente. A ver si, de verdad, dejan de elaborar proyectos hueros en los despachos y se bajan de la burra a intentar saber qué es lo que interesa a la gente y, por tanto, qué es conveniente para sacar al asturiano del marasmo en el que está, salvo excepciones, claro.

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s