«Asturias es una sociedad fraccionada y apática, incapaz de trascender lo común»

La Nueva España, 20/07/2009. XUAN XOSÉ SÁNCHEZ VICENTE. Escritor, profesor y político. Acaba de publicar el Diccionariu Asturianu-Castellanu

Oviedo, Pilar RUBIERA
Escritor de todos los géneros, profesor, político y articulista -es colaborador habitual de LA NUEVA ESPAÑA-, Xuan Xosé Sánchez Vicente es un asturiano asturianista y uno de los protagonistas de este último período democrático que, en su caso, está muy ligado a Conceyu Bable y a la lengua asturiana. Fue miembro del Partido Socialista Popular (PSP), del PSOE y, por último, del Partíu Asturianista (PAS), que fundó en 1985 y del que es presidente. Ha sido concejal y diputado. En 2004 impulsó la creación de Unión Asturianista. Como escritor y filólogo ha publicado más de treinta libros. En esta ocasión vuelve a las librerías con el «Diccionariu Asturianu-Castellanu» (Trabe). Hace sólo unos meses presentó el «Castellanu-Asturianu» y, en 1988, el de la «Llingua Asturiana».

-¿Qué diferencia a este diccionario de los anteriores?

-Multiplica por diez el último, tiene muchas más entradas y cada una de ellas dispone de más acepciones y afina muchas otras. Sorprendentemente, queda mucho material todavía. Dentro de tres o cuatro años propondré a la editorial hacer un suplemento. Creo que su virtud principal es que tiene muchas definiciones frente a otros más de tipo enciclopédico, es muy útil para quien no sea hablante de asturiano o escolar. Es una obra de la que me siento satisfecho.

-El asturiano ya tiene los códigos lingüísticos y gramaticales, tiene literatura, pero carece de presencia social. ¿A dónde nos conduce esto?

-Sabemos que tenemos una lengua de enorme riqueza, nos lo dicen precisamente esos códigos, los estudios y la literatura, sin embargo la normalización social no camina por muchas razones y no sólo políticas. Esta sociedad no se aprecia a sí misma. Dicho esto, por ejemplo en Cataluña, pese a todo lo que se hace por la lengua, desde los años 80 del pasado siglo a la actualidad bajó un diez por ciento el porcentaje de su uso.

-¿Debemos resignarnos a dejar morir la lengua propia?

-No. Falta voluntad y vuelvo a decir no sólo política.

-¿La asturiana es una sociedad cada día más apática?

-La dictadura se acabó en 1975. Hasta los años 70 del pasado siglo ocurría un poco como en la época de Jovellanos, todos los grupos ilustrados hablaban en asturiano y eso, de repente, prácticamente desapareció. Y ha ocurrido en la democracia, no se por qué hay una cierta hostilidad, un temor, piensan que detrás de la lengua pueden estar las metralletas. Hay quien se beneficia de esa apatía.

-¿Quién o quiénes?

-Los que dicen, por ejemplo, que quién nos va a hacer caso si somos menos que un barrio de Madrid o los que se limitan a coger la pasta para llevarla a sus jefes de Madrid.

-¿Utiliza el asturiano en sus clases?

-Las clases las doy en asturiano más o menos culto. Creo recordar que fui el primer profesor en impartirlas.

-¿Los alumnos siguen su ejemplo?

-Muy pocos. Dese cuenta de que doy clases en el Piles de Gijón, una zona de clases medias que no lo utilizan habitualmente. Algunos lo reciben con afecto, otros tratan de hablarlo y valoro ese esfuerzo. Lo que sí se nota,’bout todo en las pruebas de Selectividad, y esta es una experiencia que comparto con Ramón d’Andrés, es que si preguntas por las lenguas de España, el asturiano desaparece. Si acaso, retoman el discurso de que es un dialecto leonés. Da la impresión de que piensan que es más un invento del profesor que algo real. Se impone el discurso de minusvalorarlo. Hay una resistencia social enorme.

-La lengua existe pero se niega. ¿Lo nuestro es una enfermedad?

-Desde las instituciones y los partidos políticos no se propició el más mínimo respeto hacia ella pero, paralelamente, debo señalar que hay un grupo de jóvenes muy comprometidos con la llingua, amantes al mismo tiempo del folk y la tonada y con un compromiso lingüístico que, en ocasiones, no conecta con la tradición.

-¿Y la TPA?

-Cuando empezó a emitir la TPA dieron orden de que no saliera el asturiano sino en contextos cómicos o burlescos. La Televisión del Principado utiliza el asturiano para reiterar la imagen más negativa de su uso, con fórmulas groseras poco aceptables para una sociedad contemporánea. Esa es la peor imagen del uso del asturiano. Y cuando surge un buen programa como el de Xosé Ambás, el único que se toma en serio la llingua, se burlan de él desde esos otros programas. Eso corresponde a una voluntad de seguir estigmatizando el asturiano. La radio y la televisión asturianas podrían haber sido un instrumento importantísimo, pero tienen una enorme hostilidad y voluntad política de exterminio.

-¿Para qué sirve la Dirección de Política Lingüística?

-Para crear una Unidad de Traducción cuyo funcionamiento no tiene presencia en el BOE, por ejemplo. El PSOE tiene un odio visceral a todo lo asturiano. Pero hay que preguntarse también por el papel de IU, son cómplices por omisión. La única voluntad del Gobierno es que no haya mucha escandalera y que el asturiano acabe muriendo de por sí. Ahora bien, la muerte de la llingua la llevan cantando desde comienzos del siglo XX y siempre aparecen pequeños grupos de asturianos enamorados de su identidad con voluntad de’boutvivir en medio de un océano.

-Fue el artífice de la ley de Uso del Bable, a la que ahora todos acuden como referencia y que apenas se cumple.

-Además de no cumplirse, esa ley me costó enormes críticas y las elecciones. Ahora la utilizan pero nadie nos pidió disculpas por todo lo que se dijo. Entonces podía parecer poco pero era tocar el cielo con las manos. A su alrededor hubo mucha emoción y poco análisis.

-¿Qué responsabilidad tiene el asturianismo y sus históricos enfrentamientos en la situación de la llingua?

-Sinceramente creo que ninguna. La prueba es la ley de Uso, creo que teníamos razón. Nos pedían la cooficialidad sin tener en cuenta que no teníamos la mayoría parlamentaria y ahora no se la piden a IU pese a que sí cuentan con los diputados. Hay hostilidad hacia los propios. Ese distanciamiento al que se refiere, se puede objetivar en mi relación con Xosé Lluis García Arias por quien, mas allá de nuestras diferencias, siento un enorme afecto. En su momento abandoné la Academia de la Llingua Asturiana’cause consideré que no se podía estar en un partido político y en la Academia.

-Si las discrepancias entre asturianistas no son una traba, ¿dónde está el problema?

-En la propia sociedad, que no se ve capaz de defender lo suyo, desde la variante de Pajares’til la llingua. Además, cuando el PAS se unió en política a otra fuerza asturiana y obtuvimos 3 diputados y 56.000 votos, también lo hicimos mal, según nos dijeron. No sé muy bien cuál es la suma de fuerzas que pide la sociedad. Los asturianos creen que nadie les va a defender o que no merece la pena. Ya lo dice el refrán: «con el qué más da del asturiano se hace rico el castellano». Somos una sociedad apática y muy fraccionada, incapaz de trascender los intereses comunes.

-¿Es optimista o pesimista’bout el futuro?

-Sigo trabajando culturalmente, sigo haciendo más obra y trabajo en el ámbito político. Por enésima vez, hago una llamada a la unidad de los asturianistas, al olvido de errores pasados, al perdón y a sumar,’cause este país no necesita sólo a los asturianistas de la llingua sino a los asturianos de Asturias.
Imprimir

Advertisements

2 comments

  1. Apáticos, eso es. Aunque la verdad nos duela. Pienso que, a lo mejor,’til somos apáticos para que la verdad nos duela. Gracias, Xuan Xosé, por tu coherencia y por la claridad con que escribes.

  2. Ya veremos qué pasa cuando se nos mueran todos los güelitos que cobran las prejubilacionesd de Hunosa y similares. Cuando no tengamos con qué mantener nuestro siempre aparente y precario nivel de vida, a ver adónde acudimos con nuestra apatía,’cause aquello de vivir de los padres’til que nos mantengan los hijos, lo llevamos claro. Ni somos capaces de echar los hijos de casa… Y la carne de lobo ¿no es comestible, verdad? Bueno, tampoco quedan.

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s